Archive

You are currently browsing the Pinb blog archives for Agosto, 2005.

Ago

29

El emoticono de la pena infinita.

By Tutty

La mujer infiel tiene el alma llena de remordimiento. La mujer fiel tiene el alma llena de arrepentimiento.

Hay una cosa que puede hacer conmover el corazón más duro y ablandar el alma más fría del mundo; es el emoticono de la pena infinita.

A mí, es que desde que me lo puso Rosa* el primer día, supe que podría partirle el alma a cualquiera.
¿Qué ocultará realmente el emoticono? No es un llanto roto, son unos pucheritos aguantados.
Es como cuando a alguien se le arruga la barbilla y le brillan los ojos.

Es toda la pena del mundo concentrada en un solo emoticono.


Yo creo que llora porque un día se encontró a su mejor amigo, y éste no saludó.

O porque la mayoría de sus colegas están repartidos por el mundo y no los va a poder ver hasta dentro de mucho tiempo.

¿Por qué crees tú que llora el emoticono de la pena infinita?

*Rosa: Os he puesto un link a una foto de esta chica, que me estaba regañando cada vez que refería algo de la carnaza..

Ago

28

Bad Taste Bears

By Tutty

Ayer descubrí (muy a mi pesar) que aunque sea el último mono de este mundo, no soy la última en encontrar cosas curiosas en internet.
Por ejemplo, yo creía que todo el mundo conocía las pinturas de Julian Beever, y cuando escribí un post sobre ellas, muchísima gente las descubrió por primera vez. (Por no hablar de los comentarios que he recibido en flickr).
Otro ejemplo es la página no oficial de telepizza. Ahí nos cuentan empleados y clientes de la franquicia todas las experiencias -casi nunca buenas- que han tenido comiendo en algún local. (Yo creía que era un clásico).
O… los conejitos suicidas. Que ayer descubrí que un amigo no los había visto hasta hace poco…

Cuando yo me compré a mis osito-multi-piercing, creía que todo el mundo conocía a los Bad Taste Bears. ¡Pues no! Para que te lo creas te digo que, por ejemplo, nauj no los había visto en su vida. (De hecho se rió de mí cuando le decía que eran muy famosos… )

BadTasteBear Logo Los Bad Taste Bears, son unos ositos monísimos (muy osados, tururum shhhh), contrarios al concepto de “osito de peluche” que tenemos en la cabeza.
Son bordes, eróticos, graciosos…

Os dejo tres fotillos. (Tengo más aquí)

BadTasteBear BadTasteBear BadTasteBear

Ago

27

La llamada de 42.

By Tutty

Aunque sea una llamada cortada, aunque sean tus palabras trozadas, quiero oir tu voz. Shakira

Ayer, después de comer, mi amigo 42 me llamó.

No os pienso contar momento a momento, conversación a conversación cualquier contacto que tenga con el chico, pero es que esta conversación fue lo mejor.
(Los puntos suspensivos dubitativos están muy a caso hecho. La conversación no era lo que se dice ligera)

Suena el teléfono, y contesto.
T: ¿Diga?
42:Hola. Soy… yo.
T:Sí, hola.
42:Pues estaba pensando… en… en… en… (momento de atranque) que si querías ir al cine…
T:Ah.. pues si… vale…
42:¿Tienes ganas de ver alguna película?
T:Ah.. pues… no he visto Sr. y Sra. Smith… (vale, típica película… todo un comodín)
42:Yo tenía ganas de ver esa.
T:Si… yo también….
42:Oye, una pregunta… ¿tienes novio?
T:No… yo no tengo novio…
42:Ah. Bien. Me alegro.
T:….
42:Yo tampoco tengo novia.
T:Ah.
42:No, no hay muchas chicas que me aguanten…
T:….
42:….
T:Oye, por cierto, es que… No sé como te llamas.
42:¿No? ¿No te lo dije? Me llamo Agustín.
T:Ah.
42:Pero mis amigos me llaman Gus.
T:Ah, vale, hola Gus.
42:Y estudio ingeniería de caminos. (Eso es lo que dicen mis amigos para ligar, ¿sabes?)
T:Yo informática…
42:Ya, ya me lo dijiste.
T:Ah… no sé… ¿en qué curso estás?
42:Entre 2º, 3º y 4º.
T:Ah.
42:…..
T:…..
42:…..
(Largo silencio)
42:No sabía si llamarte. Si me lo ibas a coger…
T:¡Hombre! Te di mi movil. No te lo hubiera dado si no….
42:Ah, bueno. Si.
T:….
42:Me alegro de haberte llamado. Sí.
T:…… Pues…. si…. mmmmm…. Ya sabes donde estoy… llámame cuando quieras…
42:Sí. Sí. Te llamaré.
T:Bueno.
42:Vale, pues.. hasta luego.
T:Adios…

¿Y el cine?
xD

Ago

27

La llamada de 42.

By Tutty

Aunque sea una llamada cortada, aunque sean tus palabras trozadas, quiero oir tu voz. Shakira

Ayer, después de comer, mi amigo 42 me llamó.

No os pienso contar momento a momento, conversación a conversación cualquier contacto que tenga con el chico, pero es que esta conversación fue lo mejor.
(Los puntos suspensivos dubitativos están muy a caso hecho. La conversación no era lo que se dice ligera)

Suena el teléfono, y contesto.
T: ¿Diga?
42:Hola. Soy… yo.
T:Sí, hola.
42:Pues estaba pensando… en… en… en… (momento de atranque) que si querías ir al cine…
T:Ah.. pues si… vale…
42:¿Tienes ganas de ver alguna película?
T:Ah.. pues… no he visto Sr. y Sra. Smith… (vale, típica película… todo un comodín)
42:Yo tenía ganas de ver esa.
T:Si… yo también….
42:Oye, una pregunta… ¿tienes novio?
T:No… yo no tengo novio…
42:Ah. Bien. Me alegro.
T:….
42:Yo tampoco tengo novia.
T:Ah.
42:No, no hay muchas chicas que me aguanten…
T:….
42:….
T:Oye, por cierto, es que… No sé como te llamas.
42:¿No? ¿No te lo dije? Me llamo Agustín.
T:Ah.
42:Pero mis amigos me llaman Gus.
T:Ah, vale, hola Gus.
42:Y estudio ingeniería de caminos. (Eso es lo que dicen mis amigos para ligar, ¿sabes?)
T:Yo informática…
42:Ya, ya me lo dijiste.
T:Ah… no sé… ¿en qué curso estás?
42:Entre 2º, 3º y 4º.
T:Ah.
42:…..
T:…..
42:…..
(Largo silencio)
42:No sabía si llamarte. Si me lo ibas a coger…
T:¡Hombre! Te di mi movil. No te lo hubiera dado si no….
42:Ah, bueno. Si.
T:….
42:Me alegro de haberte llamado. Sí.
T:…… Pues…. si…. mmmmm…. Ya sabes donde estoy… llámame cuando quieras…
42:Sí. Sí. Te llamaré.
T:Bueno.
42:Vale, pues.. hasta luego.
T:Adios…

¿Y el cine?
xD

Ago

26

Crêpes…

By Tutty

No es por tirarme el pegote pero a mí los crêpes me salen muy ricos.
Sólo tengo un problema: la mitad del trabajo no sé hacerla.
Necesito un pinche de cocina que los fría.
No es un trabajo difícil: pero a mí no me sale.

crêpe
Sí, sí, esto es un crêpe. (o un intento de ello)


Este compró un huevo,
este le puso harina,
este le echó la leche,
este lo removió una y otra vez…
y fue Tutty quien se cargó el crêpe.

Pincha en la foto para verla más grande.
Crêpe
Esta no es mi mano. Sólo me la han prestado.

Ago

25

Ping

By Tutty

Cuando le digo a mis amigos y conocidos que tengo un blog (que la mayoría de ellos sepan ya lo que es un blog es todo un éxito) y que se llama PINB, me preguntan.. “¿pin? ¿pin, por qué?”.
Y yo intento explicarles que es pe-i-ene-be, y que son las iniciales de “Pinb Is Not a Blog” (Pinb no es un blog), y entonces ellos me dicen: “¿Pero qué es Pinb?”, y yo decido que explicar la recursividad implícita en el mundo es demasiado complejo, y los convenzo diciendo… “déjalo… es demasiado informático”.
Si les digo que es demasiado complejo no lo dejan pasar. Pero es que el concepto no es moco de pavo… Ni aunque se lo definiera del modo más correcto posible lo asimilarían tan rápido…
Así que lo de “demasiado informático” los deja bastante satisfechos, porque por supuesto no quieren ni oir hablar de algo que tenga que ver con mi carrera.

Os he soltado todo este rollo, porque tengo una nueva adquisición.

Yo soy de esas, de las que ven cualquier polladita en un escaparte y se lanzan a comprarla (con moderación, porque tengo una deuda externa enorme después de la cámara digital, y tengo que estar pagando 10 euros mensuales a mi madre durante los próximos tropecientos años).
También soy de esas que son feliz con esas tonterías, y que quiere compartirlo con el mundo.

Ping
El caso es que un día vi una jirafa, y el flechazo fue instantáneo.
Yo la quería a ella, y ella me quería a mí (se le veía en la cara).
Así que… la compré.

Iba yo tan contenta con mi jirafilla (se la voy enseñando a todo el mundo…) cuando unos amigos me dijeron: ¿Qué va a ser eso una jirafa!?! Eso es una vaca!
¿Una vaca? ¿Vosotros veis una vaca?
¿Una vaca amarillenta con manchas marrones?

Ya lo sé: el hocico no es el típico de la típica jirafa: pero.. ¿si de una vaca?

Otros sin embargo creen en la identidad de la jirafa, apoyándose en los dos cuernectos y en la crestita.

Así que ahora mis amigos y conocidos se han dividido en dos bandos: los que están a favor de la jirafa, y los que están a favor de la vaca.

La jirafa-vaca va siempre conmigo, va colgada en el móvil, así que cualquier individuo que desee estudiarla en produndidad me la puede pedir en cualquier momento.

De momento la jirafa (o la no-jirafa) se ha quedado con el nombre de Ping (Ping Is Not a Giraffe). Porque sí.

>> Debería llamarse Pinc (Pinc is not a Cow) –> ¡porque no es una vaca!

Ago

25

El sentido de la vida.

By Tutty

Mis más allegados, ya se saben la historia.
Aunque aluciné muchisimo cuando me pasó, no me veía poniendo algo tan personal en el blog. Pero ayer Rosa me animó. Que la historia merecía la pena compartirla.

Ayer estaba esperando en uno de los pasos de peatones de Severo Ochoa, cuando un chico subido en una bicicleta se puso a esperar a mi lado.
(Hasta aquí todo normal).

Desde que busco diseños para las camisetas que queremos hacernos Tresky y yo me fijo muchisimo en lo que pone en el resto de la ropa de todo el mundo.
Lo ví de reojillo, ponía algo, así que tuve que girar la cabeza para verlo.
42
Eso ponía: 42.
Como se había notado muy descarado que estaba mirando, dediqué unos segundos al muchacho, a sonreirle en plan “no soy una acosadora, míralo… : ) sonrío, no tengo cara de violadora profesional”.
Es bastánte incómodo estar esperando en un semáforo, y más cuando hay un tío a tu lado que inexplicablemente no deja de mirarte. Y yo, con una sonrisa tonta en la boca.

Como estaba bastante cerca de mí, oí que dijo: “cuarenta y dos…” (como dejándolo caer…)
Y yo, que soy lo peor, y no puedo estarme callada, también dejé caer “el sentido de la vidaaa…”

Vale, ahora, todo el que no sepa que el 42 es el sentido de la vida, que lea el párrafo del final del texto (yo pensaba que eso era un conocimiento natural, pero como a nadie que le haya contado esta historia sabía esto del 42, he dedicado un ratito a explicarlo).

42Dicho esto el chaval se giró hacía mí, se bajó de la bicicleta, y me dijo: “¿Cómo sabes que el 42 es el sentido de la vida?” Ahora el loco pervertido parecía él.

Yo no sabía que contestar a eso. ¿Cómo lo sé? Pues porque sí… porque lo sé… No creo que se refiriera a sí me lo habían dicho, me lo habían contado, o qué. Creo que la pregunta era enfocada a: “¿como eres capaz de tener un pensamiento tan superior?”

No sabía que decirle, pasaron un par de segundos y opté por la respuesta más obvia: “De Guía del Autoestopista Galáctico“.

Entonces fue cuando flipé del todo. Después de diez temporadas de Friends, y aún no era capaz de asimilar ese comportamiento en la raza humana. El chico me soltó: “Perdona, es que no conozco a ninguna tía que sepa eso, ¿como te llamas?”
Mi respuesta fue poner cara de besugo.

“Pues… tutty”. (Vale, no le dije Tutty, pero es que no quería empeorar las cosas: como en lugar del nombre, le dijera el nick, ya sí que iba a saber todo lo friki que era… No, Tutty, tienes un nombre normal, como todo el mundo…)

“Oye, ¿te apetece un café?, o ¿me das tu móvil?. ¿Puedo llamarte y enseñarte a mis amigos?

Bien, eso de “enseñarte a mis amigos” no suele ser la manera más fácil de ligar, chaval…
Pero acepté el café.

Estuve dos horas hablando contestando a las preguntas de evaluación de mi grado de frikismo. Pero no me aburrí nada en absoluto: al contrario, me pareció muy divertido, y simpático.
Así que al final le dí mi móvil.

Él me dió un toque para que guardara el suyo, y fue justo en ese momento cuando me di cuenta de que no sabía ni el nombre del desconocido de la bicicleta. Y después de dos horas hablando, me daba un poco de vergüenza preguntárselo.
Así que ahora tengo una persona llamada 42 en la agenda del móvil.

Si no lo sabías, ya lo sabes: el auténtico sentido de la vida es el 42. (Eso lo sabe hasta google)
Todo esto sale de “Guía de un Autoestopista Galáctico” (The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy), de Douglas Adams.
En el libro, en uno de sus pasajes, se le pregunta a un supercomputador sobre “el sentido de la vida, el universo y todo lo demás. Después de estar miles de años procesando, la máquina contesta: 42.

“Forty-two!” yelled Loonquawl. “Is that all you’ve got to show for seven and a half million years’ work?”
“I checked it very thoroughly,” said the computer, “and that quite definitely is the answer. I think the problem, to be quite honest with you, is that you’ve never actually known what the question is.”

(De esto hay pruebas…)
Por cierto, será un dato que sepa todo el mundo dentro de poco, porque se está rodando la película.

Ago

24

Teleabrazo, ¿digame?

By Tutty

Dime por qué estás buscando una lágrima en la arena… Fito & Fitipaldis.

Como el asunto de la secta no va todo lo bien que debería ir, he decidido montar otro “negocio”. Uno de ésos, de los míos. De los que no dan para comer, pero me hacen vivir más feliz.
(Por cierto, ahora que me he metido en el typ’s blog he descubierto que ya.com me ha devuelto mis fotos, ahora está más decente. Le he quitado la redirección, por si alguien lleno de melancolía quiere pasear por mi pasado.)
Abrazo
Tengo que admitir que la idea original no fue mía, sino de Tamat, que anteriormente había montado el “Telebesos con lengua”, pero lo tuvo que dejar porque le faltaba profesionalidad. (Ya sabes, de dónde sacas la olla no metas la…)

El chiringuito se llama “Teleabrazo“. Abrazos por encargo.
¿Quién no ha necesitado alguna vez un buen abrazo fuerte, que te dé animos, seguridad y te haga sentirte querido?

Al principio el pago por esos abrazos era un euro. Precio simbólico, claro, porque nada más que el autobús ya cuesta más.
Pero con el tiempo mis teleabrazos se han convertido en algo con lo que la gente puede contar siempre que los necesite. Ni precio simbólico, ni nada. Eso sí, tienen licencia, los términos de la licencia Careware los comenta Nauj en su blog.
Básicamente: yo intercambio mis abrazos por otra cosa no material a elegir. Puedes contarme algo, darme un nuevo conocimiento, pasarme una canción que te guste, una foto que te diga algo, o escribirme un mail dentro de algún tiempo y decirme que eres un poquito más feliz. Todo vale. Lo que tú quieras.

El servicio de teleabrazo se puede contratar para uno mismo, o para otra persona. Puedes necesitar (personalmente) un par de abrazos, y yo te los daré encantada, o puedes comprarlos para otra persona que creas que los necesita.

También tenemos ofertas puntuales, pregúntanos por ellas.

Si necesitas más información, escríbeme al email (consulta sin compromiso):
pinb.is.not.a.blog@gmail.com
(Éste si que lo miro)

Ago

23

¡¡Tengo cámara nueva!!

By Tutty

Ya sé si el mundo está al revés o soy yo el que está cabeza abajo. Fito & Fitipaldis.

Como ya os había comentado, un día me encontré sin la cámara de fotos en el bolso.
He aguantado tres días exactamente.

CanonPuede que mis fotos no sean todo lo maravillosas que cabrían esperar, pero a mí me gusta hacerlas. Me acuerdo de la cámara allá por donde voy, y me encanta inmortalizar todo… Ni soy buena fotógrafa, ni lo pretendo ser: me bastaría con la cámara del móvil (si tuviera más de medio megapixel).

Por eso no me he comprado una cámara increible, ni nada por el estilo… No me he gastado todos los ahorros de mi vida. No buscaba una cámara con millones de opciones entre las que perderme y que nunca aprendería a utilizar. Así que he comprado esa que veis a la derecha. Una canon A510.

Muy justita, muy justita, es cierto. Pero yo no necesitaba mucho más.
Tengo alguna foto… Las fotos de estreno siempre son un asco, sólo buscaba un espcio abierto para ver cuánta calidad daba el bicho.Desde mi balcón

Luego me he puesto a hacerle fotos a toda cosa viviente (o inerte -o todo lo contrario-) : a las moscas de mi cristal, a las macetas, a los dedos de mis pies…

La pega: aunque la cámara no haya sido excesivamente carisima, ha sido más de lo que yo tenía ahorrado para “imprevistos”, así que no me queda más remedio que ponerla en su resolución minimísima para poder hacer más de 20 fotos y que quepan en la memoria de 16 mb. (Sí, soy tan triste que no tengo ni 14 euros para una memoria chiquitica)

Ya vendrá Navidad, y de todas estas desdichas me sacará.

Ago

22

El de después de las estrellas.

By Tutty

Aunque nos acostamos tardecillo, yo hice un pacto conmigo misma a primeros de verano: el día que me acueste tan tarde que por la mañana ya no pueda levantarme, el resto de los días me meto en el sobre a las 11:30.
Y es que, aunque tiendo a ser un animal nocturno, si no me levanto a las 8 para estudiar, desperdicio todo el día.

Así que el viernes, a las 9:30 ya estaba en la biblioteca del politécnico.
Por allí estaban también Tresky y Manolo.

PolitécnicoLa verdad es que no fue una mañana muy fructífera, llamé varias veces por teléfono, y sospecho que perdí la cámara de fotos. Y no estudié.

Lo mejor de las mañanas en la biblioteca, indudablemente, son los desayunos. Nos vamos a una cafetería que hay en la calle de en frente a la central de la dos motivos, junto a la fotocopiadora Gioconda. Os recomiendo ese sitio, y no sólo porque el camarero nos trate muy bien, sino porque pone unos cafés con leche enormes, y tostadas grandes. :D

En ese lugar solemos debatir sobre los pros y contras del mundo actual, cotilleamos un poco, y nos quejamos de todo. También de ahí salen los grandes planes para la conquista del mundo, o nos contamos secretos inconfesables (como cuál fue nuestra estrategia para aprobar la física de primero).

Ese día éramos cinco (ampliamos el grupo, ya que Tresky y Manolillo no son habituales).

Después de desayunar, yo no tenía más ganas de estudiar. Eran las doce, y decidí que para no hacer nada, me daba una vueltecita. Así aproveché para comprarle el regalito a mi novia (que por cierto, le encantó…)
Os recuerdo, hombres del mundo, que los regalitos, detallitos y esas cosas hay que hacerlos; no sólo cuando es obligotorio (cumpleaños, aniversario, y Navidad). Una tontería cualquiera hace/dice mucho.

Nos fuimos de tapas al medio día, con J, que todavía seguía rodando en Granada, por poco tiempo. Y por la tarde, estuvimos estudiando.
Nuestro plan de estudio era: estudio de 4 a 5, descanso hasta las 5:10, volvemos a estudiar hasta las 6:30, y ahí ya vemos lo que hacemos.
El real fue: estudio de 4 a 5, descanso hasta las 6, estudiamos-perdiendo-el-tiempo hasta las 7:30 (buscando la cámara de fotos, que no apareció) y nos fuimos a casa de Eli a ver una películilla (previa llamada a Jose, que se apuntó en seguida).
Eternal sunshine of the spotless mind
Después de la película, que Eli y yo ya habíamos visto, y que Jose se estuvo rallando muchísimo, llegó el momento de las confesiones.
Lo mejor de estar con dos amigos con los que tienes confianza, es que sabes que tus secretos no van a salir de allí. Y puedes hablar, y desahogarte, y siempre encontrarás su cariño.
Estábamos tan a gusto entre nosotros, que decidimos jugar al “yo nunca” (versión simple).
(No sé si conocéis el juego, pero uno de los jugadores hace una afirmación “yo nunca he… fumado un porro”, por ejemplo. Los jugadores que si que hayan hecho alguna vez lo que dice la frase, beben.)

Ésa fue la primera noche que he dormido con mi novia lapiana, digo la primera noche completa, porque dormir, ya nos hemos dormido juntas otras veces en Ingeniería del Software.
Ha sido nuestra primera vez (II)

Sé que llevo un día de retraso. (¡Un gran lag!)

Así que os resumiré que hoy domingo, he estado en el cumple de Rosita (la de la karnaza). Ha sido una celebración estupenda (en el Continental) con nuestra partidilla de Trivial (qué suerte hemos tenido, Fran, ¡qué chorra!). Y con el Tabú.
(A ver si Rosa pasa las dos fotos…)
Todos I
De cervecillas luego, y al final he tenido que abandonar, porque mis padres pasan poco tiempo en casa (ya se van otra vez), y los echo un poquito de menos.

Ya os cuento otra cosa menos “diario”, y más “anecdótico” mañana… Que estoy de un aburrido…