Archive

You are currently browsing the Pinb blog archives for Mayo, 2008.

May

30

Pelos…

By Tutty

Mañana se casa una compañera de trabajo, así que hoy, una hora y diez minutos antes de que se pusiera a llover, yo he entrado en la peluquería.

Me he cortado el pelo, y se la pobre peluquera se ha tirado una hora alisándome las greñas.

He pagado, y nada más salir, andando por la Fuente de las Batallas se ha puesto a llover a cántaros.
– Mierda, mierda, mierda, mierda…! Lo que me faltaba…!

Pues no, lo que me faltaba era que la paloma graciosa de turno me cagara en el hombro derecho.
Uyyyyyyyyyyy!!

:(

May

27

En el comedor del pabellón 1.

By Tutty

La mayoría de la gente, aquí, llega sola. Ilusionada. Con una beca que es la clave de su carrera profesional.
La clave de su éxito personal.. y en cuanto cruzan la puerta, su futuro es suyo.
La capacidad de relación con gente desconocida, de hacer amigos, establecer tu vida, ees algo que depende sólo de tí.
Si en un par de meses, eres capaz de encontrar caras conocidas entre la gente del comedor, y sentarte, y tener charlas apacibles sin incómodos silencios entre extraños, sabrás que no sólo tu futuro laboral, si no, que tú mismo has subido un gran escalón.

May

26

El chantaje de la felicidad.

By Tutty

– Me he librado del chantaje de la felicidad – dijo Biralbo […] – De la felicidad y de la perfección. […] No es resignación […] Uno aprende y desdeña.

Invierno en Lisboa. Antonio Muñoz Molina.

May

25

Azucarillo VIII

By Tutty

Con el puño cerrado no se puede intercambiar un apretón de manos.
Mahatma Gandhi.

May

22

Ares.

By Tutty

En mitología griega, Ares, es el dios de la guerra. Éste mismo dios, para los romanos, se llamaba Marte.
Marte, que al principio se creía que era una estrella roja, tenía un competidor rojizo en el cielo: Antares (anti-Ares), que es el corazón de Escorpio, y su alpha.

En casa, yo ya tenía un Antares, que es la versión teledirigida (a gasolina) del coche que el año pasado tenía el campeón mundial de formula 1 en escala 1:8.

Ares

Así que cuando llegó a casa un serio rival para Antares (para repartirse mis horas), también rojo, se merecía el nombre de Ares. Tan rojo, tan brillante, tan bonito…

Eso sí, son la cara y la cruz.
Mientras que Antares en cuanto me descuido se raya, se ensucia, y hasta se le escapa la cabeza del pobre Kimi en un frenazo
/* no sabéis lo bueno que es ver a Kimi decapitado para concienciarte de lo importante que es el cinturón de seguridad…*/
Ares se mantiene cuidado, brillante, sin un rayajo: impoluto.
Pero claro, mientras Antares me alcanza los 60-70 km/h, el pobre Ares arrastra con sus 2 Gigas de RAM al plasta del Windows Vista… al que no comparo con el caballo del malo, vaya que se ofenda…

Después de varios meses, he decidido presentar al peque en sociedad, justito antes de instalarle otro sistema operativo, y decidir no darle un voto de confianza por más tiempo. :(
Ea.

Ares
Cualquiera está guapo en la Display 15.4”
UlstraSharp Widescreen WSXGA+ (1680×1050)
TFT with TrueLife (Wide Viewing Angle)

May

20

El enantiómero L del ácido ascórbico.

By Tutty

O Vitamina C.

Naranajas

Todas las mañanas, antes de irme a trabajar, me exprimo cuatro naranjitas, y me hago un zumito.
Mientras las estrujo (igual que harán conmigo las 8 horas siguientes) pienso que me gusta tener ese ratito en el que me estoy cuidando y mimando.

May

18

Azucarillo VII

By Tutty

Una mujer hermosa agrada a la vista,
una mujer buena agrada al corazón.
La primera es una joya, la segunda un tesoro.
Napoleón Bonaparte.

May

17

Hace tres meses…

By Tutty

que cumplí los 24 (que se dice pronto…)

Cuuuumpleaaañosss feeeeeliiiiz
japiberzdeitumiiii!!

May

16

Desórdenes.

By Tutty

warning-post

Hace tres semanas, un sábado, al abrir los ojos temprano tuve la sensación de que no sólo me despertaba de un sueño de siete horas. Si no de un letargo de hacía mucho más tiempo.

Miré los papeles que se acumulaban en la mesa desde hacía meses, las decenas de “avisos de llegada” de paquetes que no había recogido en correos, los cedés rotos que me había limitado a almacenar, un curso de nueve capítulos de catalán que nunca empecé.. y las fotos de la pared que me habían estancado en el pasado.
Incluso la hoja del calendario de la pared no había sido cambiada desde diciembre del año pasado.

Me suele pasar a menudo. Creo encontrarme el doble de veces que me he dado cuenta de que me he perdido. Y al revés. Que me pierdo recursivamente. Como… perderse en tu propia perdición.

Vivir de fotos amarillentas nunca ha sido la solución, y aunque no crea en la felicidad utópica (no es un epíteto), si había algún camino para llegar, yo ando en el sentido incorrecto.

Y ya está. Coge una papelera grande, y tira lo que no te hace sentir bien. Lo que está sobrando.
Incluso necesitaría una papelera de reciclaje cerebral, con una opción de eliminar.

Encuentro tantas cosas… tantas cosas que en realidad no sé lo que significan…

No sé por qué compré unos sellos ingleses, ni a quién le envié una carta. No sé quién tiene la mitad del llavero en forma de corazón. Ni quién me regaló esos pendientes.
¿Dónde me tomé el café del que guardo el azucarillo? ¿Con quién estuve en este restaurante, y por qué guardo un ticket? No sé a quién fui a ver con esa tarjeta de embarque, ni de quién es la rosa seca. ¿Con quién fui al Alcázar de Segovia y compré ese lápiz?

Los recuerdos importantes amarillean, y los míos de mis últimos meses se olvidan antes.
¿Dónde están ahora las personas que me parecieron importantes? No estaba viviendo deprisa: estaba huyendo.

gota

Pero sí que sé por qué pinté ese dibujo.
Sé por qué el tres de noviembre sólo recordaba, igual que ahora, cómo hacías la maleta.
No sólo es el dibujo, recuerdo de qué color eran las camisas que están pintadas a lápiz encima de la cama. Cómo era mi reflejo en el espejo. Y hasta la sudadera de bolsillos que llevaba.
Y aunque no está dibujado, aún veo la insistente gota que patinaba hasta la punta de mi nariz.

Las heridas hay que dejarlas cicatrizar, y eso es algo que aprendo cada dos meses. Cuando lo necesito, lo hago, y vuelvo a soportarme a mí misma.

No es tan dificil olvidar que para querer a los demás, hay que quererse a si mismo.
También para ordenar tu mundo, hay que empezar por las ideas.

Ya lo veía venir.
Casi desde Navidad sabía que antes de compartir mi espacio vital, necesitaba estar sola. Y por eso bloqueé (un poco mal, en las formas) mi propio margen.

Comprendida a veces, y aguantada en ocasiones, he puesto a una cierta distancia a mucha gente.
Y desde hace tres domingos, en forma de regalo, ha sido otro el que me ha obligado a sentarme y pensar.

Y ahora tengo tiempo. Tiempo. Tiempo. Tiempo para tumbarme boca arriba y aprender otra vez, que estar sola, cuando es voluntariamente, tampoco es tan malo.

May

12

¿Spoilerando o resumiendo?

By Tutty

Casi nunca leo un resumen antes de comprar un libro.
Es una manía. Siempre me dejo llevar por el título.

Aún así, en un descanso de la lectura una fuerza inevitable me hace irme a la contraportada a ver cómo el espabilado de la editorial de turno te introduce en la historia.

Me ha pasado ya varias veces, pero últimamente me desespera especialmente.

(Atención! Que spoileo!)

Empezó con Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena.

losrenglones

Totalmente empapada de la historia, sufriendo por la injusticia que estaba viviendo Alice Gould mientras demostraba con muchos test que ella no estaba loca, y que era súper inteligente. Cuando estaba convencida de que su marido, Heliodoro Almenara, era un canalla…. y entre capítulo y capítulo se me ocurre mirar la parte de atrás del libro y leer:
Alice Gould es ingresada en un sanatorio mental. En su delirio, cree ser una investigadora privada a cargo de un equipo de detectives dedicados a esclarecer complicados casos…
¡Ay! ¡Dios!
¿Como que cree?
A mí me parece que en la primera parte del libro, se intenta convencer al lector de que Alice Gould es una detective.
¿Por qué el resumen me tiene que contar el final del libro que es, precisamente, que Alice simplemente lo creía?

elsexto

Vamos, es que, si este señor hubiera escrito la sinopsis de El sexo sentido, hubiera empezado diciendo “El Dr. Malcom Crowe (Bruce Willis) cree que está vivo y es un psicólogo infantil…..”

Seguí con La elegancia del erizo, de Muriel Barbery.

laelegancia

Desde mi punto de vista un resumen debería limitar a contar una breve parte de la historia que luego contiene el libro, y no extenderse hasta el capítulo 9 de la segunda parte que es exactamente la página 220 de un total de 364.

Estaría bien decir que:
En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza.

Para mí, incluir la llegada del hombre misterioso al edificio, que llega en la última mitad del libro, y el encuentro de estas dos almas gemelas, que ocurre en la tercera parte… es… demasiado.

elretrato

Y termino (hoy tengo ganas de rajar, sí) con el Retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde.
Que aunque es raro la persona que vaya a leer el clásico, y no sepa de lo que vá, yo tampoco hubiera añadido en el resumen la frase “Gray descubre que es su retrato quien va asumiento su deterioro físico y moral, protegiendo, en apariencia, su inmaculada imagen”.

Porque desde mi punto de vista, saber eso desde el principio, desde que Dorian posaba para Basil… saber que cuando el joven desea seguir siempre tan joven como aparece en su retrato, se va a cumplir, y no compartir la sorpresa de Gray cuando comprende porqué su imagen en el cuadro está cambiando, no favorece para nada a la lectura.

En el fondo, aunque no te cuenten el final, los resúmenes se están convirtiendo en un amigo-chicharra como el que te acompaña a las películas que ya ha visto para decirte “y ahora… fíjate, fíjate, en tal detalle… y en tal otro, que ahora va a pasar esto“.

Por eso he decidido no volver a leer ni un resumen.
Voy a envolver el libro en un papel de periódico, para que no me tiente.

elniñoconelpijamaderayas

O voy a comprarme otros como el niño con el pijama de rayas. De John Boyne.
Porque la perfección del resumen consiste en el no-resumen:

Estimado lector, estimada lectora:

Aunque el uso habitual de un texto como éste es describir las características de la obra, por una vez nos tomaremos la libertad de hacer una excepción a la norma establecida. No sólo porque el libro que tienes en tus manos es muy difícil de definir, sino porque estamos convencidos de que explicar su contenido estropearía la experiencia de la lectura. Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata.

Pues yo creo eso… que explicar el contenido, en general, de las novelas estropean la experiencia de la lectura.

Por eso a partir de ahora, me voy a fiar de los títulos.
Porque, a veces pienso, que un autor que no me pueda cautivar con un buen título, dificilmente va a hacerlo en 300 páginas.

mividasinmi

Claro, que siempre puede ocurrir como con las películas de Isabel Coixet.
Que les pone unos títulos que son la hooostia (perdón).
Paris, je t’aime
La vida secreta de las palabras
Mi vida sin mí
Cosas que nunca te dije

Y luego, el visionado, me deja como… con un sinsabor. Como un intento de transcendencia que no alcanza la profundida que esperaba.
Con una conmoción demasiado buscada, con algunas escenas hechas para que llores, y ya está.

Y aún así, que conste, que estas películas están bastante altas en mi lista de favoritas.