Archive

You are currently browsing the Pinb blog archives for Julio, 2008.

Jul

30

Situaciones incómodas I.

By Tutty

Cuando estaba estudiando en la Universidad de Granada, informatica, en uno de esos cursos raros en los que cabalgas entre las asignaturas de segundo y de tercero me crucé con una chica en unas prácticas.
Se sentó un par de puestos más a la izquierda que yo, y aunque me sonaba la cara (de la escuela, supongo) ni siquiera la saludé.
Un par de semanas después de la primera clase, cuando la había visto tres veces, estaba tranquilamente desayunando con una compañera en la cafetería y la chica me saludó. Justamente le estaba devolviendo en saludo, cuando se sentó compartiendo mesa con nosotras.

Intenté disimular la cara de… ¿y a que viene sentarse aquí? intentando sacar algún tema comodín… ¿Cómo llevas las práctias de DIG*?
– Bien, ¿y tú, Isabel?
(Cojons, que se sabe mi nombre!! Y yo ni idea del suyo…)
– Bien, ahí las llevo.. Oye.. ¿cómo es que te sabes mi nombre? Es que yo no me acuerdo del tuyo… y….
– Ah, pues me llamo Diana. Me lo sé porque te sientas en teoría de FIU** (de tercero) al lado de mi novio.
(Rápidamente pienso: ¿Con quién me siento yo? ¿Con quién…? Ah! Con Tomás… creo que se llama… ah… )
– ¡¡¡Ahhhhh!!! (¿Y por eso sabe mi nombre? A ver si se cree que estoy ligando con su novio…)
…Silencio…
Vuelvo a sacar tema.
– Ah! ¿Y os conocísteis aquí? ¿En la escuela?
– Si.
(No me ayuda mucho, y los silencios son incómodos…)
– Y….¿lleváis mucho?
(Odio interrogarla, pero no sé de qué hablar con ella)
– Si, bueno, algo, un año y medio, desde primero…
(Asiento con la cabeza, espero que hable un poco más…)
… pero todavía no lo hemos hecho.
¡¡¡!!! ¡Clonk!
Clonk. No porque no lo hubieran hecho. Clonk porque no me suele contar gente que conozco desde hace 15 minutos eso. Clonk, porque no sabía si preguntar, o sacar otro tema. Clonk, porque tanto Ana como yo, nos quedamos planchadas. Clonk porque pasaban los segundos, y yo no podía quitar la cara de susto, y no decíamos nada. Clonk porque… dí algo…
– ¿Y eso?
– No está preparado. Dice.

Ese “dice” arrastrando no da muy buen rollo. Es como un “dice“, pero no “es”. Como un “él puede decir lo que quiera, como si quiere cantar misa”.
Y de repente, me había metido, sin querer en medio de la vida sentimental de aquella desconocida.

Fue Ana la que me sacó las castañas del fuego, después de casi un minuto sin decir nada:
– Bueno, esas cosas requieren su tiempo… tenemos que irnos a clase. Hasta luego.
Y nos fuimos.

Volví a saludarla en prácticas unas cuantas veces, pero casi no volvimos a cruzar una palabra.


* Evidentemente no recuerdo el nombre de la asignatura.
** Que es otra asignatura ficticia, porque tampoco me acuerdo.

Jul

27

Azucarillo XVII

By Tutty

Cuando creas que lo que haces
es una gota en un océano,
piensa que sería menos el océano
sin esa gota.
Madre Teresa de Calcuta.

Jul

21

Valores.

By Tutty

En una terraza, he quedado con un amigo que se llama Fernando porque me ha llamado diciéndome que tenemos que hablar, que hay una novedad en su vida y que me la tiene que contar. A mí, David, su compañero de piso ya me había puesto al tanto…

Fer: Pues eso, Tutty, que te tengo que contar una cosa…
Tutty: Ya me lo han comentado… contenta me tienes…
Fer: ¿Ya lo sabes? ¿Quién… ? Voy a matar a David…
Tutty: Bueno, y… ¿lo has dejado tú?
Fer: Sí, he sido yo… es que verás, desde el principio no me convencía mucho…
Tutty: Si desde el principio no te convencía, es que nunca debiste empezar.
Fer: Ya, pero… es que… bueno… ya sabes… tenía tantas ventajas…
Tutty: Sí, pero… bueno, a mí tampoco me gustaba. Te lo dije desde el principio…
Fer: Ya.. pero no me vengas con los “te lo dije”..
Tutty: Que no, que hagas lo que te dé la gana… ¿Cuánto has aguantado al final?
Fer: Dos meses…
Tutty: ¿Y la nueva qué tal?
Fer: Creo que mejor, no sé…
Tutty: ¿No sabes? ¿Vas a estar otros dos meses? ¿No vas a sentar la cabeza nunca?
Fer: Es que no sé. Aún soy joven, vale que a mí me gustaría durar un poco más…
Tutty: Ya hemos hablado de esto más en serio. Sé lo que piensas. Pero es que no sé por qué te precipitas siempre. Si estás bien no sigas buscando y comparando, es que tus amigos además te pierden… si estás estable no deberías seguir sacando la caña de pescar… céntrate un poquito Fer. Si en el fondo, a tí también te gustaría progresar un poco más…
Fer: Que sí, que sí… pero si a mí me gustaría ser como tú. Un año y medio casi ya…!!! Pero es que… es que… desde el principio no lo veo, no lo veo. Y luego me canso. Y si sé que no va a mejorarse la cosa… pues para nada… pues mejor me voy y…
Tutty: Pero es que, cuando empiezas todo el mundo con el corazón en la mano espera que te vaya bien, y… y… luego…
Fer: Dilo! ¡Viene otra y me caza!
Tutty: Pues sí, te caza… es que no puedes evitarlo…
Fer: No quiero evitarlo. Yo me dejo tentar, comparo, y si veo que es mejor, cambio. Es la vida. La vida va a sí.
Tutty: ¿Y luego? Cuando te preguntan por tu experiencia… no se extrañan de tanto salto?
Fer: Un poco, pero no me da muchos problemas… convenzo muy bien de que ésto es distinto, y esas cosas…
Tutty: Y tú sabes que no es distinto…
Fer: … si…. pero… yo me lo propongo…
Tutty: puaf.. bueno.. es tu vida…
Fer: ¿Tu no cambias?
Tutty: No, yo estoy bien.
Fer: ¿Muy bien? Hay muchos peces en el mar… ¿cómo sabes que tienes el tuyo?
Tutty: Me gusta mi pez.
Fer: ¿Y si hay alguno mejor…? Puedo echarte una mano…
Tutty: No me siento preparada…. prefiero estar así…
Fer: Seguro que en cuanto pilles otra cosa, piensas… ¿y yo iba a estar siempre así? ¿con lo mismo?
Tutty:
Fer: Es que en la vida hay que comparar…
Tutty: Hablo con mis amigas, es otra forma de comparar…
Fer: Y la p**..!!! ¡Cambia!
Tutty: ¿Y me convierto en un Fernando? ¿De flor en flor?
Fer: No, ya te he dicho que te envidio un poco… también… no caigas en la insatisfacción eterna…
Tutty: No.. de momento soy leal y fiel… ;)
Fer: Nada ni nadie se merece lealtad ni fidelidad…
Tutty: ¿No? ¿Y lo sabe Lucía?
Fer: No compares a Lucía con una empresa!! Lucía se merece toda mi lealtad y fidelidad…
Tutty: ¿Cuánto llevas tú con ella?
Fer: Más que tú en Phi***.
Tutty: Ya… y no vas a cambiar, eh? eh? No vas a comparar, ni vas a buscar una mejor? eh? eh?
Fer: ¿Y convertirme en una Tutty? ¿De flor en flor?
Tutty: Yo también te envidio un poco…
Fer: Quédate con alguno…
Tutty: Si es que no puedo… es que… veo que no va a salir… y para qué seguir…? Pues me voy..
Fer: Ya, que me vas a contar…

** Expresión típica granadina.
*** Mi empresa no se llama Phi, pero… es parecido.

Jul

20

Azucarillo XVI

By Tutty

Con el puño cerrado no se puede
intercambiar un apretón de manos.
Mahatma Gandhi

Jul

16

Vueling – Publicidad

By Tutty

nubes on holidays

“Haz como las nubes, y vete de vacaciones”.

Jul

14

Identificaciones.

By Tutty

Cuando leo mucho, o veo muchos capítulos de una serie, al final termino identificándome tanto con el protagonista, que sufro sus mismas ansiedades, reconozco los mismos traumas, y empiezo a pensar de un modo muy parecido…
Me pasa con Scrubs, porque me veo las temporadas completas y seguidas. Me ocurre con How I Met Your Mother, me pasó con Lain, y hasta con Evangelion, que me empezó a afectar demasiado cuando al despertar miraba hacia arriba y pensaba “No reconozco este techo.”

La cosa no es muy sana cuando (bueno, cuando… no, en general no suele ser muy sana, pero.. menos todavía… ) el prota del libro que has leido durante dos horas entre esperas y vuelo, tiene problemas de comportamiento.
El claro autismo del autor,
// aunque él no los describe así (el libro está en primera persona),
//si no que describe sus “problemas” con una naturalidad impresionante,

a medida que iba leyendo, se me iba “pegando“.

He llegado a Granada sin ganas de hablar, sin ganas de cenar, sin ganas de contestar a mil preguntas, un poco… a mi bola. Mi madre ha empezado a gritar un poco (ella de por sí habla fuerte), y al final me he dado cuenta que tampoco tiene mucho sentido. Que a Christopher lo dejaran en paz cuando no quería hablar, no va a significar que la gente pase de mí cuando yo no quiera hablar. Y más aún cuando yo no tengo ningún problema de comportamiento (clasificado y/o reconocido).

Así que con resignación, y un poco por ella que tiene ganas de saber segundo a segundo lo que hago cuando no me mira… he contestado una por una las dos mil preguntas que tenía pensadas para sacar una agradable conversación entre el aeropuerto y Granada.

Eso sí, en cuanto he puesto un pie en mi (¿mi?) casa, me he metido como una bala en la ducha y después en la cama, que estaba muy cansada y tenía mucho sueño.

Jul

13

Azucarillo XV

By Tutty

Acepto el caos, pero no estoy seguro de que el caos me acepte a mi.
Bob Dylan.

Jul

11

Cómo confundir a un idiota…

By Tutty


Visto en Nerdcore

Jul

9

Predicciones.

By Tutty

¿Por què llaman Predictor al Predictor? ¡Si no predice nada! Cuando sale el circulito ella ya está embarazada! Si fuese Predictor tendria que haberme avisado antes. En vez de Predictor se deberia llamar Terminator. El club de la comedia.

Un test de embarazo cuesta entre 6 y 18 Euros, según la marca, y se puede comprar en cualquier farmacia.

María tiene 23 años y compró uno en la farmacia de la calle Recogidas a las 12:34 del miércoles 8 de julio.
Laura tiene 32 y compró otro en la farmacia de la Avda. Don Bosco, a las 12:45 del mismo miércoles.
Tres minutos después María entró en la cafetería donde había quedado con una amiga, y fueron juntas al baño.
Laura subió a casa, y le dió la mano a su marido que estaba en el sofá.

María tenía un retraso de cuatro días, catorce días después de una relación de riesgo. En los tres últimos días se había leido todos los foros de internet relacionados con el tema, y desde entonces notaba todos los síntomas: su tensión estaba baja, la temperatura basal alta, vomitaba por la mañana, cansada y agotada, su busto había aumentado y lo encontraba más sensible, había olores que le molestaban hasta revolverle el estómago, iba al cuarto de baño cada poco, retenía más liquidos…

Laura tenía un retraso de tres. También notaba los mismos síntomas que se sabía de memoria y además tomaba su temperatura basal regularmente desde hacía un año, tenía tests de ovulación por toda la casa, y llevaba una eternidad tomando ácido fólico.

A María el corazón le palpitaba a 100 por hora, le temblaban las piernas y su pulso apenas le dejaba desenvolver el aparatito que no era mucho más grande que un bolígrafo.
Los nervios seguían retorciéndole el estómago, llevaba dos días sin dormir, y uno si probar apenas bocado.

A Laura, su marido, Pedro, le daba una mano, mientras que le acariciaba el pelo con la otra. Él notaba el pulso de su mujer latiendo rápidamente, junto con el suyo, que no era más lento.
La sujeta porque a ella también le tiemblan las piernas.

En el prospecto del test de embarazo lo dice claramente: hay que esperar tres o cuatro minutos para tener un resultado fiable. Pero ambas no pueden dejar de mirar la pantallita de plástico transparente donde aparecerán las rayitas.

María sabe que significarán dos rayas. Significará que ya puede ir juntando los entre 250 y 350 euros que cuesta una interrupción voluntaria del embarazo. Porque María sabe que no puede tenerlo. Que sigue estudiando una carrera que se le hace eterna ante la presión de sus padres y que además no tiene salidas. Que no tiene pareja estable. Que no puede cargar a nadie con esa responsabilidad, y menos a ella misma.

Laura sabe qué significá una sola raya. Significará que el plazo que les dió el ginecólogo que los asiste en su intento por tener un niño ha pasado. Que tendrán que intentarlo con la reproducción asistida, con la inseminación artificial, o con lo que sea… Que tendrá que ir sacando de donde-sea 6.000 euros por el tratamiento que ella quiere.

A María le lloran los ojos, y Laura ve borroso.

Test

María y su amiga esperan a que pasen los segundos. Entre 180 y 240 segundos. Segundos eternos.
Aparece la raya rosa de control. María pregunta -¿eso es otra raya? – No, no. Contienen el aliento, lo expulsan. La raya no aparece. Esperan un minuto más. Tocan a la puerta del baño. Las dos se miran, se abrazan y empiezan a saltar.

Laura ve nítidisima la raya de control, y ya sabe que la otra no va a aparecer. Abraza a Pedro, y llora hasta empaparle el hombro, mientras le da besos en el pelo. – Lo conseguiremos. Todo va a salir bien, no te preocupes. No te preocupes…

Jul

6

Azucarillo XIV

By Tutty

Lo imposible es el fantasma
de los timidos
y el refugio de los cobardes.
Napoleón Bonaparte.