Pinb

Pinb Is Not a Blog

Ago

22

Pensamientos de una noche de insomnio

By Tutty

Tres días antes de empezar las vacaciones de verano volvía del trabajo en coche. Por cuarta vez, ese día, en el recorrido de vuelta volví a centrarme en mis pensamientos y a no escuchar al GPS.
He hecho este camino en coche cinco veces ya, y creo que ni una sóla vez lo he hecho bien. Siempre me quedo en el carril que no es, o no tomo la salida correcta.

Iba enfrascada en todo lo que iba pasando por mi cabeza en ese momento: el examen del día siguiente, el primer avión de más de un par de horas que cogía después de “todo“, el largo viaje de dos semanas que teníamos por delante, el texto que me faltaba en uno de los capítulos del libro, las tres subidas a producción que habría que hacer en septiembre, y el plan de pruebas interminable del workflow. Por no hablar del interminable alboroto de mi vida personal, de la decisión sobre el piso de Rubí, de la irritabilidad que me causa “sin motivo aparente” peronas que están a mi alrededor, la decisión sobre qué hacíamos con la coneja durante las vacaciones, la limpieza de “chismes” urgente que hay que hacer para la que no hay tiempo, un mail importante pendiente desde hace un par de meses que no encuentro la manera de afrontar, y salto de nuevo a los últimos emails de un cliente enfadado y otra vez vuelta al viaje y lo que quedaba por preparar…

Ya conocía esta sensación.
Dentro, los pensamientos pasan demasiado deprisa por tu cabeza, tan poco tiempo paraban que era imposible que pueda encontrar la solución para cada uno.
Fuera, para colmo había llegado conduciendo con el “piloto automático” a algún lugar que desconocía completamente. Un polígono industrial que no me era ni remotamente familiar, y el GPS parado “sin ruta hacia el destino”. Ni un alma cerca al que preguntar.

Error. No hay ruta viable hacia el destino.
Error de ruta: No hay ruta viable hacia el destino.
Podría ser un mensaje error del GPS, o la nota de una
galletita china de la suerte.

No consigo concentrarme en qué tengo que hacer “ahora mismo” para salir de allí porque no consigo establecer prioridades en las tareas pendientes, no soy capaz de centrarme en cómo llegar a casa para después pensar en hacer la maleta y todo lo demás.

Tampoco tengo batería en el móvil, y tengo que recordar meter el bañador.
¿Dónde está la autovía aquí?

Miro desconcertada a ambos lados, y conduzco sin rumbo, mientras poco a poco, sin que sea consciente de ello, la respiración se me va acelerando.

Cuando la respiración se acelera, todo tu cuerpo se pone en modo de alerta.
Hay un miedo irracional y tengo que salir de esta situción, porque algo (y no sé muy bien qué) no va bien. Vete, vete ya de ahí.

Conduzco torpe y brusca, me acabo de saltar un stop, y aunque no ha pasado nada, el corazón se acelera tanto que me recuerda al de la Mika asustada.

Creo que ahí está la autovía, que está señalizada y me llegará a casa.
El GPS recupera la señal y me indica sin tiempo de maniobrar “Mantengase a la izquierda”, y yo doy un volantazo para hacerle caso.
Y el carril de la izquierda no es mi carril.
Es el carril de un señor que viene tranquilamente en sentido contrario.
Yo lo veo acercarse lentamente.
Para entonces yo ya estoy enjaulada en un cuerpo que no responde.
Sólo veo el golpe inminente, aunque en ese tiempo también pienso que quizás mi corazón, que se me antoja en una sístole perenne, explote antes de que el coche impacte conmigo.

El coche me esquiva, ese y todos los demás. Pero yo estoy atravesada en la carretera, sin poder moverme con la cabeza apoyada en el volante y envuelta en un mar de lágrimas, totalmente ajena a la realidad.

Unos minutos o unas horas, costó que pudiera coordinar lo suficiente como para arrancar el coche y retirarme al arcén.
Y allí me quedé. Esperando.
Esperé, esperé, esperé y esperé.

Con la esperanza de que si pasaba el tiempo suficiente alguien vendría. Porque alguien echaría de menos el coche. O de más.

2 Responses so far

Lo importante es que estás bien.

Ánimo!

Oh! Pero a quién veo!! Qué tal está majooo??

Gracias! :-D

Leave a comment