Archive

You are currently browsing the Pinb blog archives for Septiembre, 2013.

Sep

28

Grandes expectativas…

By Tutty

En Barcelona vivo en un ático que se corresponde con un octavo piso.

Mi ático tiene una terraza de unos veinte metros cuadrados que da a un boulevard bastante amplio.

Además tenemos una mesa redonda, no pequeña, de casi dos metros de diámetro.

A la izquierda, en la terraza, tenemos un lavadero. Un chambao hecho de obra, y bien hecho, que además de servirnos para tener la lavadora, un tendedero y algunos chismes, nos protege visualmente de los vecinos del edificio de al lado. Visualmente digo, porque oirlos los oimos.
No molestan para nada, pero se oyen cenar en la terraza, desde mayo hasta octubre.
Y en invierno cuando el tiempo lo permite. Se oyen ver los partidos de fútbol, invitar a bastantes amigos, seis o siete fácilmente, y hacer barbacoas los domingos al mediodía.

Y yo siempre pienso… qué suerte de terraza….Me imagino una terraza gigantesca, una mesa grande como la de un banquete, una barbacoa construida de obra donde cabe comida para doce, un montón de amigos y celebrar un oktoberfest cada fin de semana!
Si yo tuviera esa terraza, esa mesa y esa barbacoa también montaría unos guateques!

barbacoa portatil
Barbacoa

Hoy se me han caido un calcetín. Ha volado literalmente a la calle, así que me he asomado a la barandilla para intentar verlo, inclinándome un poco.
He mirado a la izquierda y he visto de refilón la terraza de mis vecinos.
¿Terraza?
Ellos tienen un balcón de apenas un metro y medio de profundidad, una minúscula mesa donde yo ni podría comer acompañada y una barbacoa mini-micro-portátil (bastante destartalada).
Me he dado pena y vergüenza. Vergüenza de comprender el error que estaba cometiendo al pensar que el origen de ese buen vivir, esa alegría, esas ganas y tanto amigo eran unas condiciones mejores que las mías.
Y pena por culpar de mi envidia a mi terraza, a mi mesa, o a mi no-barbacoa.
Me he dado pena, también, por no saber disfrutar de lo que tengo y darme de bruces con la realidad.

Pon la mesa Jaume, que hoy cenamos fuera.